Reflexiones para la vida #1

Salmo 100:3 “Reconozcan que el Señor es Dios! El nos hizo, y le pertenecemos”;

El mundo actual esta envuelto en tantas corrientes filosóficas y religiosas, que le han permitido al hombre ampliar su mente y creer en Dios a su manera; algunos inclusive han osado en decir que Dios no existe. Naturalmente por el hecho de que muchos digan no creer en Dios, no por eso “EL”dejara de existir. Dice la porción de hoy que estamos llamados a reconocerle y creer que el nos creo, ademas entender que le pertenecemos a el. Es en esta ultima instancia en la cual al hombre natural le cuesta asimilar la dependencia que tenemos del Eterno. Algunos dicen yo soy independiente y no le pertenezco a nadie, yo soy mi propio dios.

En la actualidad tantas corrientes religiosas que vienen del oriente tienen como finalidad enseñar sobre el politeísmo (muchos dioses) o panteísmo (todo es dios), pero resulta que Dios con “D” mayúscula se presenta en las escrituras como el artífice de la creación y el dueño del universo. Muchos afirman no creer en el Creador porque no pueden verlo, pero al aire no lo vemos y existe, ademas de ser vital para nosotros. Para todas las personas que no consideran a Dios como el centro de sus vidas, basta con sentir el oxigeno que respiramos, la luz que nos ilumina o el sol que nos da su calor; son elementos básicos que impiden que neguemos una existencia tan notable, que se hace tangible en todos los procesos de nuestra vida.
Fuimos creados por él y nuestro objetivo debe ser cultivar una relación de amistad y dependencia a través del sacrificio de su hijo amado Jesús.

Que a partir de hoy procures acercarte a él con la confianza que le hallaras y a través de su presencia encontraras sentido para tu vida.

Que Dios te bendiga.

Federico Quintana Guerrero
Desde Cali, Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *